La Fragata libertad como embajadora itinerante

Además de los aspectos específicos que realiza como medio naval de instrucción de la armada, el buque-escuela es portador del mensaje de paz, amistad, buena voluntad, espíritu democrático y de libertad que los argentinos desean expresar a todas las naciones que visita anualmente.

La Fragata, símbolo de armonía en todos los puertos

Esta embajadora flotante lleva a bordo diversas muestras de cultura, industria y capacidad productora que enorgullece a nuestro país como exposiciones de maquetas navales o de artistas plásticos argentinos, verdaderas obras de arte que pueden ser admiradas en diferentes puertos del mundo y concitan elogiosos comentarios de los visitantes, junto a muestras de vinos, quesos y dulces de diversos productores argentinos, que reflejan la calidad de la industria argentina.

En muchos puertos, los cocineros del buque presentan exquisitos paltos preparados con carnes argentinas, que sorprenden por su calidad a numerosos empresarios interesados en nuestros productos y a los invitados especiales que son agasajados a bordo en cada puerto.

Por otra parte, es importante señalar que la fragata Libertad ha sido construida en la Argentina en los Astilleros y Fabricas Navales del Estado (AFNE), siendo un autentico orgullo de la capacidad constructora naval argentina.

El comandante del 29 viaje de instruccion, Cap. de Navio Diego Leivas, recibe el Sail Baltimor Op. 1984


Todas estas actividades que anualmente desarrolla el buque-escuela nos indican claramente que su misión no sólo se reduce a la formación integral de los hombres de la Armada, sino que constituye un invalorable medio de expresión de la Nación Argentina, en sus sentimientos fraternales que integran diferentes elementos de la cultura, la capacidad y la calidad productiva de nuestro país.

Es por ese motivo que la Fragata Libertad ostenta, con legitimidad y orgullo, el título de Embajadora Flotante de la República.